DEP José Saramago

 “Yo no escribo para agradar a nadie, ni mucho menos para desagradar, escribo para desasosegar”. Esta era la declaración de intenciones del premio Nobel de literatura José Saramago, autor de origen portugués que se autoexilió a Lanzarote en 1992 cuando, tras publicar en su país El evangelio según Jesucristo, el sector más conservador (entre ellos, el que hoy es presidente) puso el grito en el cielo y lo vetaron para un premio europeo.

Es muy difícil sintetizar en pocas palabras lo que ha sido Saramago en la visión que tengo de la narrativa y de la vida. Era un hombre honesto, comprometido con la vida que siempre opinó y se involucró en los asuntos sociales y políticos del momento. Era consciente del poder de su palabra y el poder de la literatura, pero nunca la sobrevaloró: asumía que la literatura hacía pensar pero que el compromiso estaba en el autor, no en la obra misma.

Oírle hablar fascinaba porque siempre decía lo que pensaba y estaba comprometido en transformar las cosas, y leerle es ser testigo de literatura pura: historias cercanas y sencillas que encierran una gran complejidad humana. El primer libro suyo que leí fue el Ensayo sobre la ceguera y después de ahí no pude parar. Tras las Las pequeñas memorias esperaba una biografía que abarcara sus años después de Cuadernos de Lanzarote, pero no ha llegado. Confío en que Pilar del Río  tenga guardados sus últimos borradores.

Aquí arriba os dejo un corto de animación que él escribió (basado en A maior flor do mundo) y al que puso voz, quizás una de las vías que encontró para llegar más directamente a la razón de todos. Sé que no seré contemporánea de nadie que me haya marcado tanto literariamente hablando. Gracias por abrime la puerta, estaré eternamente agradecida.  “El problema está ahí: nos morimos, y entonces nos preguntamos ¿y qué? Me muero y ¿qué pasa después? Algunos de nosotros sabemos que no pasa nada y punto. Aquí acabó (….).” José Saramago, Veintitrés, Buenos Aires, 7 de febrero de 2002 [entrevista de Eduardo Mazo].

Descansa en paz, tu mensaje no morirá nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s