Estereotipos sexistas en los cuentos infantiles

La conmemoración de los “días de” surgen para la observancia internacional de algo que no está resuelto todavía, y el Día internacional de la mujer trabajadora fue proclamado en 1977 por Naciones Unidas. Este post va de cuentos y de los roles para niñas que encontramos en ellos.

cuentos niñas

Un cuento dirigido exclusivamente para niñas las encasilla.

Cuando echamos un vistazo a los cuentos clásicos, que Disney se encarga a veces de reproducir para siempre en películas, nos damos cuenta de que la chica o princesa que aparece en esos cuentos siempre se corresponde con unos estereotipos: el chico o príncipe es quien resuleve el conflicto, el que decide que quiere casarse con la chica, y arrastra un sin fin de actitudes positivas, como valor, intrepidez, aventura, inteligencia… sin embargo ella es virginal, servil, guapa y sumisa, y además se la sitúa realizando las tareas del hogar (Rapunzel limpia con entusiasmo su torre, Blancanieves limpia y recoge la casa de los enanitos, Cenicienta no hace otra cosa que limpiar). Las princesas protagonistas son siempre guapas y suele coincidir que el personaje malvado es otra mujer, esta vez fea y desagradable.

Mujeres guapas y sumisas o bien feas y malvadas.

Mujeres guapas y sumisas o bien feas y malvadas.

Para muchos es imprescindible contar los cuentos a los niños y niñas tal y como fueron escritos, ya que consideran que hay que respetar esos cánones tradicionales. El problema surge cuando entendemos que los cuentos son instrumentos que sirven para inculcar creeencias, valores, conductas y ofrecen modelos de actuación, lo que influye poderosamente en la construcción de la identidad de las personas. Bajo esos modelos estamos educando a nuestros hijos e hijas.

Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa. Thule.

Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa. Thule.

Si nos asomamos a las librería actuales hay que tener mucho cuidado al la hora de elegir el cuento. Muchos relatos bienintencionados siguen escondiendo sexismo encubierto, no hace falta remontarse a los clásicos.

Así que si deseas que tus hijas e hijos aprendan valores de igualdad, enséñales las alternativas a estos cuentos: plantéales situaciones en las que se resuelva de una manera no sexista, para que sepan ver las diferencias.

Estamos educando a las personas del mañana y en sus padres, madres y educadores está la responsabilidad de que este día deje de existir.

Fuente: Siete rompecuentos para siete noches. Dirección General de la Mujer. 2009.

Anuncios

Un pensamiento en “Estereotipos sexistas en los cuentos infantiles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s