Ese género mayor: la novela breve

Para muchos es ese género en el limbo entre el relato y la novela, pero la novela corta tiene cada vez más adeptos, sobre todo en una época como esta en la que lo efímero y rápido tiene tantos seguidores, donde en 140 caracteres hay que condensar un pensamiento y donde no hay tiempo de enredarse en novelones infinitos, porque hay tanto que leer, que si puedes leer lo más destacado en el menor tiempo posible, mejor todavía, disfrutas el doble.

novela corta

La novela breve es mi género favorito junto con el relato. Y voy a parafrasear a Andrés Barba al respecto, ya que explica muy bien las ventajas de este género:  es un reto para el escritor, al que le obliga a condensar la idea en poco espacio y a tener la trama y su resolución muy bien estudiada; y además es un beneficio para el lector, que se ventila la obra en dos tardes y tiene la sensación de entrar en un mundo novelístico, pero a la vez se encuentra con menos personajes y menos tramas que en una novela clásica. En definitiva, tiene las ventajas de la novela y ninguno de sus inconvenientes.

Muñoz Molina también encuentra las mismas ventajas: La novela corta, la “nouvelle”, la “novella”, es una forma narrativa muy agradecida, tanto para el escritor como para el lector, porque tiene algo de la inmediatez y la unidad de lectura del cuento y a la vez permite amplitudes interiores como las de la novela”.

nouvelle

Elvira Navarro opina que es un buen género para empezar a escribir, ya que se aprende a manejar lo mejor del cuento (la intensidad) y lo mejor de la novela (el desarrollo).

Mientras el cuento se queda en la anécdota, lo cual obliga a condensar, la nouvelle permite profundizar en la psicología de los personajes, en sus detalles, y transmite lo escencial, la belleza de la narración junto con personajes profundos y una trama desarrollada.

Es cierto que en español no abunda este género (posiblemente porque las editoriales no han visto rentable publicar novela corta), y es más propio del entorno anglosajón y francés, sin embargo tenemos escritores que lo han manejado con soltura, García Márquez, Ramón J. Sender, Juan Rulfo, Cortázar, Benedetti o Bioy Casares y son un referente, que a día de hoy han relevado con eficacia y agilidad los antes citados Elvira Navarro y Andrés Barba.

Si dices que no tienes tiempo para leer, escoge una novela breve. Ya no hay excusa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s