La buena literatura desde la cuna

Hace un tiempo escribí una entrada para explicar cuál es la diferencia entre la buena literatura y la ficción comercial. Ante la necesidad que hay de fomentar la literatura de calidad, hoy voy a escribir sobre lo que podemos hacer para dirigir a nuestros hijos e hijas, alumnos o sobrinos a este tipo de lecturas.

niños leyendo

Cuando tenemos un hijo o hija queremos que adquiera pronto el hábito de la lectura. Desde que es un bebé le compramos cuentos impermeables para que juegue en la bañera, de cartón para que experimenten con ellos y no los rompa, con sonidos, música… con lo que sea que le atraiga para que se familiarice con el objeto. Es fundamental que lea y lo sabemos. Pero quizás lo que no sabemos es que lo bueno de la lectura, no estriba en leer cualquier cosa, si no en leer buena literatura que potencie un pensamiento crítico y nos ayude a comprender nuestro entorno.

Veamos un ejemplo: si uno lee a Stephen King lo hace por entretenimiento, ya que no es un autor famoso por la densidad de sus historias. Si uno ve El resplandor (basado en el libro de Stephen King) en la televisión posiblemente esté absorbiendo más riqueza estética que aquel que ha leído el libro, porque Kubrick tiene mucha más profundidad como director de cine que King como narrador. En este caso es mejor ver la película que leer el libro. No siempre la lectura te va a dar lo que esperas de ella, de hecho, muy pocas veces y muy pocos escritores, hay que saber seleccionarlos.

Kubrick rodando El Resplandor.

Kubrick rodando El Resplandor.

Algunos no queremos que nuestros retoños comiencen a leer Cuentos de princesas, atraviesen la adolescencia con la saga Crepúsculo y su inciación a la literatura adulta sea Dan Brown.

Una infancia con referentes correctos muy posiblemente hará adultos con un criterio adecuado a la hora de elegir lecturas.

Una buena trayectoria podría ser la siguiente:

Cuando empieza a prestar atención hay que comenzar a contarle cuentos, y ya podemos elegir historias cortas con pop ups, texturas y otros elementos que despierten su curiosidad. Poco a poco entra el álbum ilustrado, esos cuentos maravillosos con ilustraciones geniales. En otra entrada ya hablé de todas las cualidades del álbum ilustrado.

mundo_vienes

El mundo al que vienes. Carmen Queralt, Editorial Edelvives. Un buen álbum ilustrado con el que empezar.

Evitar también los cuentos con moralina explícita, los niños no son tontos, la lectura no tiene por qué ser didáctica, pero sí tiene que cumplir con una estética literaria adecuada. Hay que intentar tocar además todos los géneros: en poesía podemos empezar con Gloria Fuertes, con algunos poemas de Lorca, leer a Beatriz Giménez de Ory y Mar Benegas, y a partir de ahí, ir avanzando. Cuando aprenda a leer que elija sus propias lecturas, pero evitad libros basados en series de televisión, películas o personajes conocidos, y animadle a leer colecciones de Barco de Vapor, Alfaguara, SM, y otras muchas editoriales con interesantes propuestas para jóvenes. Si quiere leer Harry Potter perfecto, es una buena manera de iniciarse a la lectura, pero luego tiene que haber variedad.

nenalectura

El conflicto aparece cuando nos encontramos en esa tierra de nadie que es el final de la adolescencia, cuando hay que empezar a leer contenido adulto y es muy fácil acercarse a las sagas y trilogías. No está mal para aficionarse a la lectura, insisto, si hay que tirar de best sellers se tira, pero siempre debemos tener a mano El lobo estepario de Hermann Hesse, El guardián entre el centeno de Salinger, a Delibes y sus novelas de iniciación, Kafka, Camus, y por supuesto los clásicos de Verne, Dumas, Salgari, Dickens, Mark Twain, Kipling, Stevenson, Oscar Wilde… es literatura universal de calidad que le hará familiarizarse con distintos niveles de lectura, y además, es muy entretenida. También es una buena opción El perfume (con la que Pennac comienza en su Como una novela, lectura imprescindible si quieres aprender a enseñar a amar la lectura), Madame Bovary o Crónica de una muerte anunciada, clásicos que enganchan a los adolescentes.

elguardian

El guardián entre el centeno de Salinger es una buena manera de iniciarse en literatura juvenil/adulta.

No es comprensible que a la hora de valorar el arte nadie ponga en duda que contemplar obras de Antonio López, Picasso, O’Keefe, Barceló o Mondrian sea más enriquecedor que observar el bodegón con flores de un pintor cuestionable que adorna muchas casas. Si estuviera en nuestras manos y fuera asequible para todos, seguro que en nuestras casas colgarían Picassos o Tàpies. Tampoco nadie pone en duda que no es lo mismo ver La jungla de Cristal que El padrino. Incluso todos estamos de acuerdo en que hay televisión basura, y otra menos basura (tampoco vamos a exagerar, que en televisión hay que rascar mucho para encontrar algo digno). ¿Por qué hay tanto pudor en admitir que la literatura de calidad y los best sellers son muy distintos y aportan cosas muy diferentes? ¿Por qué cuando se habla del fomento de la lectura no se especifica siempre que la lectura sea de calidad?

Siempre lee algo que te haga lucir bien si mueres mientras estás en ello.

Eso, lee cosas que te hagan lucir bien.

Esto pueden parecer criterios de lectura esnobs, muchos se llevarán las manos a la cabeza diciendo que hay que leer lo que sea, y que todo es bueno y enriquecedor. Pues no, señoras y señores, no todo es enriquecedor, hay cosas mejores y peores, incluso dentro de la buena literatura hay controversias, y no nos volvamos sibaritas que hay multitud de géneros denominados “ligeros” de los cuales podemos disfrutar también y que aportan mucho (véase el cómic).

Así que dejémonos de eufemismos y llamemos a las cosas por su nombre. Leer un artículo de un escritor en la revista Orsai no es lo mismo que leer un artículo en el Muy Interesante. No se trata del soporte (libro, revista, tablón de anuncios, brik de leche), el género (novela, relato, haiku, microrrelato) o el tema (vampiros, nihilismo, miccionar). Se trata de calidad literaria y de leer con criterio desde pequeños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s