Todo está escrito, versionemos Caperucita

Todos hemos oído que en literatura todo está escrito, que pocas historia son realmente originales porque los vericuetos de la complejidad humana han sido explotados durante siglos y ahora solo queda reescribir, mejorar o empeorar los temas sobre los que otros ya han hablado. Borges apuntó a esto cuando pensó que todo está escrito y que el artista solo toma las ideas existentes para reformularlas de mil maneras, pero siempre renunciando a la originalidad.

Al hilo del interesante artículo Seis caperucitas que no son como esperas, de El Asombrario, quiero hablar de algo muy recurrente en la literatura: la falta de ideas nuevas y la importancia de cómo se cuentan las historias. Tomemos como ejemplo la mil y una vez interpretada historia de Caperucita Roja. La historia la conocemos todos y es simle: una niña que se dirige a casa de su abuela y por el camino es engañada por un lobo que pretende devorarla.

Ilustración de Hazel Terry

Ilustración de Hazel Terry

A raíz de este cuento, que Perrault y los hermanos Grimm rescataron (cada uno de ellos ya nos contó una versión distinta del cuento) y que ha sufridos cientos de transformaciones, podemos investigar cómo se puede contar una historia de muchas formas diferentes.

Cadavercita roja es una versión de este clásico en su más moderno formato (para tableta), y cuenta la inquietante historia de una niña/cadaver con caperuza roja, cuyos autores se toman muchas licencias, pero que bebe del original.

Cadavercita Roja

Cadavercita Roja

Caperucita en Manhattan de Martín Gaite sería la adaptación a la realidad actual y para jóvenes adultos, donde las evidentes referencias al cuento se confunden con una trama más elaborada.

caperucita-en-manhattan

Caperucita en Manhattan de Carmen Martín Gaite

A medida que avanzamos en las versiones, acabamos dándole la vuelta al cuento, y es Caperucita quien acaba con el lobo:

Pero la historia siempre es la misma: una niña de apariencia inocente va a ser embaucada por un lobo feroz.

En Cuentos en verso para niños perversos de Roald Dahl, tenemos otra versión de Caperucita Roja y el lobo contada en verso, en la que la protagonista cambiará su caperuza por una pieles de lobo.

Cuentos en verso para niños perveros de Roald Dahl

Cuentos en verso para niños perveros de Roald Dahl

¿Es siempre la misma historia o tenemos ideas nuevas y originales? Yo creo que las versiones de una misma historia se pueden contar de tantas manera como escritores o cuenta cuentos haya. ¿La fórmula del triángulo amoroso? ¿La resolución de un asesinato? Tantas ideas similares y tantas historias distintas.

Fuentes: Filosofía y literatura en la novela de Borges.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s